Mariano Gavín Suñén fue el nombre real del famoso bandido “Cucaracha”, probablemente el bandolero más famoso de los que han existido en Aragón, quien, según las numerosas anécdotas que nos han quedado de la cultura popular, bien podría ser considerado como “el Robin Hood aragonés”.

Mariano Gavín nació en la localidad de Alcubierre, en los Monegros oscenses, en el año 1838. La región de los Monegros era durante el siglo XIX una de las zonas más pobres de España.

En ese ambiente creció Mariano Gavín, quien para muchos se convirtió en un auténtico Robin Hood, pues se dedicaba a robar a los ricos y humillar a los que controlaban el pueblo, sobre todo en los Monegros, dando en numerosas ocasiones parte del botín a la gente que más lo necesitaba.

Así, el Cucaracha se hizo famoso y llegó a crear una banda de bandoleros que operaba en la zona de la Sierra de Alcubierre, asaltando, secuestrando, robando y extorsionando. Él y su banda alcanzaron una gran fama por lograr escapar siempre de la recién instaurada Guardia Civil, lo que dio lugar a la expresión popular “ser más vivo que el Cucaracha”.

Incluso su muerte está envuelta en misterio. Ésta se produjo el 28 de febrero de 1875 en Lanaja –Huesca-, estando El Cucaracha junto a otros compañeros de fechorías descansando en una paridera del pueblo cuando la Guardia Civil logró emboscarlos y matarlos a tiros. Pero cuenta la historia popular que la emboscada sólo tuvo éxito gracias a la colaboración del boticario del pueblo, Manuel Maza Lacasa, quien envenenó el vino de los bandoleros, para que estos no estuvieran en condiciones de huir como lo habían hecho hasta entonces.

Tras la muerte del Cucaracha y sus secuaces, y de acuerdo a una macabra costumbre de la época, se expusieron sus cadáveres en la plaza principal del pueblo para que los niños pasaran sobre ellos, aprendiendo así la lección de que todo aquél que infringiera la ley acababa, tarde o temprano, siendo castigado por ésta.

Una poderosa familia acuñó cinco monedas de gran valor, para repartirlas entre sus ricos herederos. No eran monedas normales: cada una era de un color, y se decía que todas juntas guardaban un gran secreto.

El bandido cucaracha y su banda, hartos de las grandes diferencias entre las distintas clases sociales, se tomaron este acto como una provocación y una falta de respeto hacia el pueblo llano.

Así, decidieron darles una lección y hacerse con esas cinco monedas para repartirlas en diferentes pueblos de Aragón y esconder de esa forma su preciado secreto.

¿Serás capaz de reunir las monedas del Cucaracha?

La presente promoción consiste en una cadena de cinco mini-juegos de escape promovidos respectivamente por las salas Clue Hunter Zaragoza, Cocoroom Zaragoza, Room60 Zaragoza, Oscape Huesca e Infinitum Zaragoza. Al conseguir resolver cada mini-juego en el tiempo límite de doce minutos cada uno, el equipo (formado por un máximo de cinco personas, e identificado con su nombre escrito en un pasaporte numerado de la promoción, ver más abajo) conseguirá una ventaja para el juego final premiado con 500€ que se celebrará en un evento especial al término de la presente promoción. Para participar en el juego del evento de final de promoción será imprescindible haber jugado a los cinco mini-juegos, acreditándolo con los sellos de cada sala en el pasaporte (ver más abajo).

El precio de cada sesión de mini-juego es de 10€ IVA incluido, de los cuales 2€ se donarán íntegramente a la asociación Aspanoa.

No se podrá realizar reserva previa para los mini-juegos, y las sesiones se realizarán de forma inexcusable en las instalaciones de las salas promotoras (se aplican condiciones particulares de organización y reserva de cada sala y juego que pueden contradecir las anteriores. Consúltese con cada sala antes de la realización de la partida). En el caso de que el equipo vaya a jugar exclusivamente al mini-juego, se necesita confirmación telefónica de que el establecimiento estará abierto en el momento en que el equipo desee ir a jugar. Los establecimientos no se comprometen a estar accesibles en todo momento.

Cada equipo participante en la promoción vendrá identificado con un pasaporte numerado en el que figurará el nombre del equipo. Dicho pasaporte es intransferible entre equipos y se retirará si presenta signos de manipulación.

Tras la participación en cada mini-juego, se sellará el pasaporte al equipo participante con el sello de cada sala. Sólo se sellará un pasaporte por equipo. Si dentro del tiempo límite de doce minutos se ha conseguido completar el juego, se hará entrega al equipo de una pegatina con un color y un número que se habrá de pegar al pasaporte.

Es posible repetir los mini-juegos, abonando 10€ por cada sesión.

La organización se reserva el derecho de retirar el pasaporte del concurso en caso de detectar intentos de fraude o interpretación maliciosa de las presentes bases, sin recibir reembolso alguno.

¿Dónde se juega a la Ruta del Bandido Cucaracha?

La búsqueda del tesoro del Cucaracha se desarrolla en cada una de nuestras cinco salas. Aquí tenéis los enlaces de nuestras respectivas webs, donde tenéis toda la información de contacto: